¿ NECESITAS COCHE NUEVO ?


En la columna ancha se muestran nuestras recientes propuestas.

En columna derecha está todo lo que hacemos, en APARTADOS DEL BLOG

Nuestra preparación más celebrada ya va por la decimoséptima unidad:
WRS rallyslot
_______________________________________________________________________________________________

.

CUANDO EL TAMAÑO (del coche) IMPORTA ¿ESTANDARIZAMOS LA TOMA DE MEDIDAS?

Con la actual espiral tecnológica, poder estandarizar las medidas de nuestros cada vez más tecnificados chasis es una necesidad. En Slot, usamos por semejanza la nomenclatura clásica del automóvil. Poder resumir en cuatro o cinco cotas geométricas un coche es de gran ayuda; el problema viene muchas veces por la toma de medidas misma, diferencias en ocasiones de más de un milímetro por partir de puntos diferentes. En éste artículo pretendemos mostrar una manera de medir, además de exponer cuáles son las cotas más importantes de la geometría de un coche de Slot.

Antes de nada: ¿Cómo tomamos las medidas? Siempre de centro a centro, en el caso de elementos circulares como ejes de ruedas, vástagos de guía... En mecánica, por convención, las medidas son en el centro, en el eje de giro, y en la línea axial (maestra). Las medidas deben tomarse con el coche en posición de “reposo dinámico”, es decir, estático, con las 4 ruedas al suelo y la guía hundida en una regata, simulando la posición real del coche en pista. Las medidas suelen tener su punto de partida en el eje trasero

Distancia de Guía: Es “La Medida”, el tiro, la eslora, del coche de Slot. De centro de eje trasero a centro de giro de guía.
La existencia de un carril es lo que diferencia físicamente un coche de slot de cualquier otro. A mayor o menor Distancia, el coche reaccionará, describirá radios de giro y apoyará y repartirá masas de modos diferentes. El resumen de esta cota es: “a más largo, mejor va”. Todas las siguientes lo matizan.
Batalla: En inglés: “wheelbase”, o sea, de rueda a rueda. Más claro no se puede. Tomaremos la batalla de centro de rueda trasera a centro de rueda delantera. En coches de dos ejes, de centro de eje trasero a centro delantero, es lo mismo. Tendremos en cuenta el uso de correas y su presión desigual a ambas ruedas.
Hay autores que llaman batalla a la distancia de guía, interpretando que es el largo real en un coche de Slot. Personalmente prefiero no mezclar términos y usar “batalla” para lo mismo que se usa en automoción, y que se remonta a la época de los carruajes; y crear un nuevo término, la “Distancia”, para medir el verdadero largo real.

Ancho de Vía: Es la distancia que hay de un extremo a otro de un tren de ruedas. Teniendo en cuenta que hay llantas con tapacubos de mil formas, o huecas, y neumáticos de anchos diferentes, el Ancho de vía se toma entre los aros externos de las llantas, es la única forma de tener una referencia inalterable.
Ancho de Chasis: De pared izquierda a derecha del chasis. Tomado en el centro o a la altura del motor.
Suele utilizarse para centrar elementos, muy útil a la hora de colocar un basculante de guía o de anclar una carrocería, siempre y cuando sus taloneras sean simétricas al centro. En chasis con motor transversal o semi-transversal es más importante si cabe, dada la asimetría de la trasera del chasis.
Alto de Chasis: Distancia del chasis al suelo a la altura del eje trasero y delantero. Se toma desde el plano inferior del chasis, y no debe ser menor de 1mm.
Sirve para saber si el chasis va plano respecto al suelo, si “pica de delante”, o si hay riesgo de pancear.

Largo de Basculante: De eje de brazo basculante (la bisagra por donde se abate) a centro de giro de guía.
Ataque de Basculante: Algunos preparadores usan esta medida en vez de referirse a la anterior. Se trata de la distancia que hay entre el eje trasero y el eje de brazo basculante. Curiosamente la Distancia menos el Largo de Basculante dan la misma medida, con lo que son ambivalentes.

Diámetro de Polea: Tomado por donde discurre la correa. Básico para calcular desarrollos cuando no entran en juego las coronas dentadas.
Diámetro de Rueda: Tomado en su centro, con el neumático montado. La altura de la rueda marca en muchos casos la altura del coche y en modelos sin regulaciones de motor es interesante controlarlo.
Diámetro y ancho de Neumático: Son las medidas obvias de la goma, pero montada en llanta de 16mm, la medida estándar clásica.
No todas las gomas comerciales de 19x10 dan esa medida, lo interesante es tomar su diámetro siempre montadas en el mismo cubo para poder así unificar.
Ancho de Llanta: De aro externo de la llanta a aro interno, no tomar la medida del reborde para el neumático ni contar el buje o el tapacubos si sobresalen.

Desmultiplicaciones: En piñones y coronas, dividir el mayor por el menor, así sabremos cuantas vueltas del menor causan una vuelta del mayor. (ejemplo: 27d/9d es 3. Tres vueltas de piñón es una vuelta de corona).
Este tema ha recibido ya un trato especial en Mas Slot. En la sección de Dudas de julio de 2006 (MS#49 para hemeroteca) os brindamos unos cuadros recortables que incorporaban las coronas y piñones comerciales, en módulo 48 y 64, y sus divisiones resultantes.

El mejor resumen de las medidas de un chasis lo obtenemos combinando: El Ancho de Vía trasera sumado a la Distancia dan el Triángulo Principal. Nos marca la superficie efectiva del coche, y con el permiso de las inercias y las masas suspendidas (muy difíciles de conocer aunque influyan) da muchas pistas acerca de su comportamiento. Complementándolo está el Triángulo Secundario, de guía a tren delantero, importante en coches de 4x4. Si además usamos brazo basculante, teniendo en cuenta su largo obtendremos la tríada de medidas que mejor definirán el chasis que estudiemos.

La geometría de un chasis es una base fija para establecer comparaciones, de ahí la importancia de pasarlo siempre por el mismo rasero. La justificación de muchas de las cotas que os hemos propuesto está bajo un prisma funcional, ya que todas ellas nos reflejan un modo de comportarse del coche. La experiencia en usarlas y comprenderlas justificará el nombre, el modo de tomarlas y el porqué de unas y no de otras.


Las cotas que hemos expuesto son en su mayoría a dos dimensiones, además de estas, en el comportamiento del coche influye la tercera dimensión, generalmente convertida en peso y volumen. La carrocería, su tamaño y masa, y todo lo que puede influir en el centro de gravedad del coche matizan, y mucho, lo que la simple geometría de anchos y largos comunica, pero esto ya es harina de otro costal.

Publicado en MAS SLOT #57 Por: Miquel Gubianas